sábado, 23 de mayo de 2020

Los nahuales, personas capaces de convertirse en animales


De acuerdo a la creencia de numerosas culturas antiguas, al nacer todos tenemos como espíritu a un animal, que se encarga de protegernos y guiarnos a lo largo de nuestra vida. La conexión entre este espíritu y la persona a quien sirven se manifiesta de diversas maneras, siendo leve en la mayoría de la gente y manifestándose solo en los sueños.
Sin embargo, un número reducido de afortunados, tiene la dicha de tener una conexión o afinidad especial con ese animal protector. En la región de mesoamérica, por ejemplo, se dice que hay personas con la capacidad de convertirse en animales. A estas personas se les conoce con el nombre de nahuales.
Los nahuales, por lo general, son reconocidos como brujos o chamanes que practican la magia, la brujería y la hechicería. Profesan un gran respeto hacia la naturaleza y sus animales. A raíz de la conexión tan profunda que sienten con su espíritu animal, desarrollan capacidades propias de los animales, como la vista del águila, el olfato de un perro o el oído de un felino. 
Muchos de ellos utilizan sus habilidades y conocimientos para hacer el bien y ayudar a los demás, siendo especialmente reconocidos por su trabajo como curanderos.
En algunas locaciones de mesoamérica, los nahuales eran considerados los guardianes de poblados enteros. Pero la realidad es que no todos ellos son buenos ni usan sus poderes para hacer el bien. 
En culturas mesoamericanas como la maya, la azteca y la méxica el nahualismo era una tradición ampliamente difundida y practicada. Se dice que en el pasado los nahuales eran relativamente comunes y que a día de hoy todavía quedan algunos en México.
En las creencias religiosas aztecas, la leyenda cuenta que los nahuales solo podían transformarse en animales cuando al sol se ocultaba y que eran protegidos en la noche por Tezcatlipoca, el dios de la oscuridad y la providencia. La mayoría de ellos se transformaban en jaguares, águilas o coyotes.

Durante la época del virreinato, algunas narraciones coloniales hechas por cazadores españoles, contaban que animales asesinados durante la noche amanecían al día siguiente como cadáveres de hombres.
Los nahuales fueron perseguidos por la Santa Inquisición a lo largo de los años. Pese a eso, varios grupos de personas los protegieron, al estar seguros de su existencia y considerarlos merecedores de su confianza.
Como ves, los hombres lobos y los vampiros no serían los únicos seres humanos capaces de transformarse en animales. Tal parece que en el mundo hay más personas con dicha capacidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscador del terror:

Búsqueda personalizada