sábado, 2 de mayo de 2020

Íncubos y súcubos: demonios que nos seducen en los sueños

Según las leyendas occidentales, los íncubos y los súcubos son demonios que asumen la forma de hombres −en el caso de los íncubos− y de mujeres −en el caso de los súcubos− con el objetivo de introducirse en los sueños y las fantasías de las personas, para tener relaciones sexuales con ellas.

Las características y la forma de actuar de ambos −súcubos e íncubos− es única y diferente.

En el caso de los íncubos (el demonio que toma forma de hombre), se dice que poseen contra su voluntad a las mujeres con que copulan, posándose encima de ellas mientras duermen y forzandolas a entrar en un estado de parálisis en el que serán testigo del acto sin poder oponer resistencia.

Algunos relatos antiguos sostienen que los íncubos pueden identificarse por tener genitales inusualmente helados. El propósito de sus asaltos sexuales sería alimentarse con la energía corporal de la víctima y fecundar su vientre con un feto suyo que, de llegar a nacer, se convertiría en un ser humano con poderes sobrehumanos. Tal es el caso del mago Merlín, que en algunas versiones de la leyenda es descrito como el hijo de uno de estos demonios con una prostituta o −en otras versiones− una monja.



En cuanto a los súcubos (el demonio que toma forma de mujer), son descritos como mujeres de gran sensualidad y una belleza resplandeciente, que se infiltran en los sueños de los varones y los seducen con facilidad. En algunas representaciones se les da también rasgos demoníacos, como ojos de reptil, una cola con la punta en forma de triángulo, colmillos o serpientes enrolladas en el cuello y otras partes del cuello.

Las leyendas respecto a los súcubos dicen que su objetivo es robar la sangre o la energía de vida del hombre con el que copulan, la cual les sirve como alimento. Y  que al concluir el acto sexual dejan a su víctima embelesada y casi enamorada, con dificultades para olvidar el encuentro.

Las creencias espirituales en torno a los íncubos y súcubos sostienen que después de mantener relaciones sexuales con estos demonios, la salud de la persona se ve disminuida y deteriorada hasta incluso llegar a perder la vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscador del terror:

Búsqueda personalizada