sábado, 18 de abril de 2020

Los Ningen, las misteriosas criaturas que albergan la Antártida

Durante la Segunda Guerra Mundial ocurrieron numerosas masacres que hoy en día siguen dando de qué hablar. Dentro de estas historias se destaca una en particular que se caracterizó por lo espeluznante que fue.

Te presentamos a la criatura más escalofriante del bosque de Ivalo, Finlandia; el responsable de asesinar y mutilar a muchos soldados y lugareños: El monstruo finlandés.

Un mito con antecedentes:
Todo inició cuando el año 1942, Rusia y Finlandia desencadenaron una pequeña guerra conocida como “La Guerra del Invierno”, la cual formaba parte de la Segunda Guerra Mundial.

Debido a las bajas temperaturas que abordan en estos dos países, las temporadas de calor suelen ser muy escasas.

Por su parte, el ejército soviético tenía el objetivo de invadir Finlandia y para cumplir con ello decidieron entrar por la población de Ivalo. Para llegar a su destino se decidieron sumergirse en las profundidades del bosque y así comenzar su ataque.

Sin embargo, el ejército finlandés ya tenía una estrategia de ataque elaborada, la cual les daría un punto a su favor.

La gran Masacre: 
Antes de que los rusos pudieran iniciar su ofensiva, sabían de una historia local temible de que en los famosos bosques cercanos al poblado de Ivalo, se encontraba un feroz monstruo que mutilaba personas. De hecho, los mismos habitantes de la zona no se atrevían a ni a salir a cazar por miedo a encontrarse a este horrible engendro.

Tomando en cuenta esta historia, el ejército soviético la pasó por alto, pensando que se trataba de una estrategia para atemorizarlos, por lo que retomaron su camino por el bosque.

 Los finlandeses oyeron el rumor de que los rusos habían entrado por el bosque. Así que decidieron enviar tropas a los bosques cercanos para evitar un posible ataque, pero se encontraron con una escena terriblemente traumática.




Todos los soldados rusos habían sido descuartizados y mutilados. Era todo un espectáculo de sangre, piel y vísceras desparramados por todas partes que junto a un fuerte olor desagradable invadían todo el lugar.

Las evidencias:  
De este impactante hecho quedó un registro fotográfico, donde se refleja la piel de un soldado descuartizado y que cuelga de una rama.

Sin embargo, los finlandeses decidieron ocultar todo lo sucedido explicando que los soldados soviéticos se habían quedado sin provisiones debido al duro invierno y posteriormente se mutilaron entre ellos.

Algo que es muy poco creíble, ¿Por qué lo ocultaron? ¿Acaso querían evitar una catástrofe mundial? 

Hasta la fecha, la historia de este terrible monstruo sigue paralizando del miedo, pues a raíz de este suceso los habitantes temen aún más internarse en el bosque.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscador del terror:

Búsqueda personalizada