jueves, 14 de julio de 2011

Las Erinias (Mitología)

Las Erinias o Furias son personajes de sexo femenino cuyo afán de venganza las impulsa a perseguir culpables de crímenes. Para mencionarlas, las personas de la antigüedad solían pronunciar el nombre Euménides, cuyo significado en griego es ‘benévola’ evitando así su enojo al nombrarlas por su nombre verdadero. Los habitantes de roma optaron por el nombre Furiæ (forma latina de decir ‘furias’).

Nacieron de la sangre de Urano derramada sobre Gea tras la castración del primero, son por lo tanto, diosas del inframundo. Su misión es mantener un castigo impiadoso sobre aquellos culpables de delitos y crímenes, ningún tipo de rezo ni súplica puede evitar que realicen su tarea. Continuarán su obra por toda la eternidad, persiguiendo a sus víctimas por el Hades.

Solo aquellas personas que hayan conseguido la forma de purificar sus delitos pueden librarse de tal tormento.

Las Erinias (Las Furias)

Las Furias son tres: Alecto, Megera, Tisífone. La primera se encarga de castigar delitos morales, la segunda de las infidelidades y la tercera de los asesinatos. Todas tuvieron un origen anterior a los dioses del Olimpo, por lo tanto no se someten a la autoridad de Zeus. Razón por la cual son despreciadas por estas divinidades.

Quizá el relato más conocido de ellas es el perseguimiento que llevaron acabo de Orestes, hijo de Agammenón. Este último fue asesinado por el amante de su esposa, Egisto, al regreso de la guerra de Troya. Orestes vengó la muerte de su padre y las furias lo persiguieron atormentándolo. Finalmente Atenea intercedió librándole de culpa, veredicto que fue aceptado por las Furias. Esta historia favoreció a que los griegos las llamaran como ‘las benevolentes’.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscador del terror:

Búsqueda personalizada