miércoles, 23 de marzo de 2011

El diablo

El Diablo dentro de la religión cristiana representa a uno de los principales enemigos de Dios. En algunas interpretaciones se considera que la figura del Diablo fue tomada de un Dios pagano de brujos que fue identificado con Satán durante los primeros siglos de la era cristiana aunque el nombre de este Divell y no guarda ninguna relación etimológica con la palabra Diablo.


Según el Nuevo Testamento, en su origen el Diablo era uno de los ángeles de Yahvé que se convirtió en malvado. Su nombre real mientras estaba en el cielo era Lucifer que significa portador de la luz pero cuando abandonó las filas de Dios se denominó Satán que significa adversario.

En el pasaje Ezequiel 28 : 12 - 15 se dice que era un querubín que cuidaba el trono de Yahvé pero dado su deseo de llegar a ser un Dios fue expulsado del cielo al igual que los ángeles que le seguían que en total representaban la tercera parte del total.


Dentro de la Biblia existe otro pasaje que es el texto de Isaías 14 : 12 – 15 en el que se cuenta la historia de Lucifer. Es un versículo que se dirige de manera indirecta a Satán ya que en la última parte de este se hace mención al Rey de Babilonia. Aquí se habla de la ambición por ser más poderoso que Dios y el castigo que tuvo. También se especifica en otros pasajes que en el final de los tiempos será vencido por Dios.

Dentro de la Biblia recibe otros nombres como Satanás, Lucifer, Belial, Damián, Samael, “gran dragón”, Jaldabaoth y el padre de la mentira.


Es él quien crea y comanda a la Bestia, su número propio es decir con el cual se lo reconoce es el 666. Este se considera la marca de la bestia.

Si buscas fichas similares, te gustará la ficha del monstruo: Anticristo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscador del terror:

Búsqueda personalizada